Archivo de la categoría: Estadisticas

¿Es una moda las Redes Sociales?

Hace unas semanas aparecio un video llamado la ‘Revolucion de las Redes Sociales‘, en la cual hace enfasis de como las personas se van sumergiendo cada día más a estas redes sociales y que se vuelven parte de la vida cotidiana. Como díria el autor de SpamLoco:

En realidad el video es una especie de continuación o actualización de otros videos del tipo “Sabías que…?“, donde también se mencionan datos similares pero ya desactualizados.

Vía | SpamLoco

Anuncios

Teoría de la Diversion

¿Qué prefieres irte por las escaleras normales o ir en las mecánicas?. Lo sé, prefieren las mecánicas. La gente no intenta esforzarse lo mínimo posible.

Veamos el siguiente video, cambien las escaleras normales por escaleras “de piano”…

¡Bingo! Se incrementa en un 66% el número de gente que sube por las saludables escaleras normales. La gente lo que quiere es divertirse. Y esa es la Teoría de la Diversión!

Fuente | gran-angular

Madoff: El fraude más grande de la historia

Hace como una semana me enteraba apenas del fraude más grande de la historia, hecho con un plan piramidal ‘Ponzi‘ dicho así ya que por ahi de 1919 arruino a 20,000 personas en Estados Unidos, a las que robó nueve millones de dólares. Este wey de Charles Ponzi, se hizo millonario devolviéndole a algunos clientes el doble de lo invertido en sólo 90 días; eso sí, pagaba con el dinero de otros miles de clientes a los que nunca devolvió nada.

Un economista indicó:

“Madoff fue más listo que Ponzi, porque él no prometía intereses del 30% ni del 40%, y mucho menos del 100% en tres meses, como Ponzi. Sus fondos de inversión daban unos beneficios de entre el 10% y el 15% al año, lo cual es algo extraordinariamente bueno, pero no escandalosamente bueno. Y aunque lloviese o nevase fuera, él aseguraba ganancias cada mes”.

De lo que no hay dudas es de que el juego de Madoff era el primer esquema de Ponzi de alcance mundial, un fraude que duró más tiempo, llegó más lejos y caló más hondo que cualquier otro de la historia, eclipsando por completo las insignificantes ambiciones regionales de Charles Ponzi, estafador de Boston que le dio nombre a esta pirámide financiera hace casi un siglo.

¿Cómo pudo, entonces, engañar a todos?

En la pregunta está la trampa. Se trata de uno de los mayores fraudes financieros de la historia, si no el mayor. Pero Madoff no engañó a todos.

Hubo alguna entidad, como la francesa Société Générale, que cumplió con su deber de supervisar el lugar donde pensaba invertir el dinero de sus clientes. Hace cinco años, cuando todo lo que rodeaba a Madoff olía a prestigio y solvencia, un equipo del banco acudió a la oficina de Manhattan para efectuar una supervisión rutinaria. Y vieron que los números no cuadraban. Lo mismo ocurrió con Aksia, una empresa neoyorquina especializada en asesorar sobre fondos de inversión. La gente de Aksia, tras 18 meses de inspecciones, averiguaron el año pasado que la contabilidad de la empresa de Madoff la llevaba la compañía Frieshling & Horowitz. Y detrás esa empresa sólo había tres personas. Una de ellas tenía 78 años y vive en Florida y la otra era una secretaria.

El Banco Santander ha sido uno de los más perjudicados. La imagen de sus sucursales con su logotipo rojo se han mostrado a menudo en los informativos de los principales canales de televisión en Estados Unidos.

logo-santander

No había transcurrido ni medio año desde que la revista Euromoney otorgara en junio al Santander el premio al mejor banco del mundo. Su presidente, Emilio Botín, envió a la ceremonia celebrada en Londres ante los representantes de las principales entidades financieras británicas un discurso pronunciado en inglés. Sus palabras resultaron premonitorias en verano y se han vuelto contra él en invierno:

“Como ustedes saben, el Banco Santander es una de las pocas entidades financieras que ha atravesado exitosamente las turbulencias financieras del año pasado sin que se viera afectado por los productos tóxicos. Ustedes pueden preguntarse cómo fue eso posible. Bien, déjenme explicárselo: Si no entiendes completamente un producto, no lo compres; si no comprarías un producto para ti mismo, no lo vendas; y si no conoces a tus clientes muy bien, no les prestes dinero. Si haces estas tres cosas serás un mejor banquero, hijo mío”.

El banco Santander pareció seguir bien la primera máxima (si no entiendes completamente un producto, no lo compres), porque apenas invirtió 17 millones de euros en la empresa de Madoff, pero desatendió el segundo precepto (no vendas lo que no comprarías para ti), porque invirtió 2.300 millones con el dinero de sus clientes.

Algunas victimas del fraude fueron:

  • Gerald Breslauer, quien a su vez invirtió dinero del director Steven Spielberg.
  • BNP, el mayor banco francés por valor de mercado, con unas potenciales pérdidas de 350 millones de euros.
  • Alicia Koplowitz, una de las mujeres más ricas de España, quien ha podido perder unos 10 millones de euros.
  • Empresario Juan Abelló.
  • Entre las firmas españolas que invirtieron en Madoff destacan M&B Capital Advisers, de Javier Botín (hijo de Emilio) y Guillermo Morenés (marido de Ana Patricia Botín, hija del presidente del Santander).
  • BBVA y el propio Santander a través de Optimal, su gestora de hedge funds.

Después del descalabro surge la pregunta: ¿Cómo pudo engañar a Bernard L. Madoff durante casi 40 años a todo el mundo? ¿A sus dos hijos, a su hermano Peter, a PwC, KPMG y Ernst & Young, tres de las cuatro mayores auditoras del mundo, a medios como The Wall Street Journal, bancos como el Santander, a la comisión de valores de EE UU (Securities and Exchange Commission, SEC), en cuya plantilla de 3.000 empleados hay 400 técnicos cuya misión es precisamente velar para que no se perpetren fraudes cómo éste? Hubo periodistas especializados en hedge funds, como Michel Ocrant, que en 2001 entrevistó durante varias horas a Madoff porque tenía ligeras sospechas sobre su negocio. Y lo vio tan sereno y seguro de sí mismo que salió convencido de que Madoff, sencillamente, había dado con una gran fórmula de hacer dinero.

1749450-1

Madoff ha pagado una fianza de 10 millones de dólares y ha de llevar un brazalete metálico. Vive ahora bajo un arresto domiciliario que le obliga a permanecer en casa desde las siete de la tarde a las nueve de la mañana. Uno de los principales humoristas del país recordaba que no parece un castigo muy duro para una persona de 70 años pasar la noche en casa. Lo máximo que le puede caer por el fraude cometido son el pago de una multa equivalente a 3,4 millones de euros y 20 años de cárcel.

Fuente | El País

¿Quién sería el próximo presidente de EEUU si el mundo entero pudiese votar?

Ay un sitio en la cual subieron, y hacen notar una pregunta en la que se cuestiona: Si el mundo votara, por quién lo harias? Obama ó McCain…

Te arroja todos los ‘votos’ de todos los países del mundo.

Vota Raza

Vía | Meneame